3 estrategias para mejorar tu sueño

3 estrategias para mejorar tu sueño

La mayoría de la gente no duerme lo suficiente, simple y llanamente.

Aunque— y esto es lo realmente importante sobre lo que fijarnos — no reconocemos que estamos faltos de sueño y de un buen descanso diario.

En nuestro artículo sobre qué es el sueño abordamos este problema: cómo funciona el sueño, además de una variedad de maneras prácticas para mejorar la calidad de tu sueño. Si estás buscando ideas sobre cómo dormir mejor, echa un vistazo al artículo.

Sin embargo, si quieres mejorar tu sueño, en realidad hay algunas maneras muy simples y prácticas de hacerlo.

Tres estrategias esenciales para mejorar tu sueño

Así es como funcionan las 3 estrategias…
Los tres niveles del sueño. Si quieres mejorar la calidad de tu sueño y potenciar tu rendimiento hay 3 elementos que puedes usar para darte un empujón.

  • Intensidad
  • Tiempo
  • Duración

La intensidad se refiere a lo bien que duermes. Como describimos en detalle en nuestra guía del sueño, que puedes descargar gratuitamente suscribiéndote a nuestro newsletter hay diferentes fases de sueño. Dos de estas fases son particularmente importantes: sueño de onda lenta (también conocido como sueño profundo) y sueño REM. El porcentaje de tiempo de sueño que pasas en estas dos fases determina en gran medida la calidad de tu sueño cada noche.

El tiempo se refiere a cuando te vas a dormir. ¿A qué hora te vas a la cama? Este factor es importante por dos razones. En primer lugar, si te acuestas siempre alrededor de la misma hora cada noche, es más fácil para tu cuerpo desarrollar buenos hábitos de sueño. Segundo, el tiempo que vas a dormir debe estar de acuerdo con tu ritmo circadiano, que también describimoos en detalle en nuestra guía y en el artículo mencionado.

La duración se refiere a cuánto tiempo duermes. Es sencillo: ¿Cuánto tiempo pasas durmiendo cada noche? ¿6 horas? ¿8 horas? Puede ser fácil convencerse de que la duración no es muy importante, pero es fundamental para el crecimiento, el rendimiento y la recuperación. Los atletas profesionales a menudo duermen más de 10 horas por noche. Si eres de los que exigen el máximo al cuerpo y la mente la duración es crucial también.

¿Cómo dormir mejor y cómo puedes usar estos 3 elementos o estrategias para mejorar tu sueño?

Cuando se trata de intensidad, la verdad es que no hay mucho que puedas hacer. Tu cuerpo gestiona en gran medida la intensidad de tu ciclo de sueño (cuánto tiempo pasas en el sueño de onda lenta y sueño REM). Se ajusta automáticamente en función de lo que necesitas y la cantidad de tiempo que pasas dormido. Hacer ejercicio de manera consistente y obtener una nutrición adecuada ayudará, aunque estas acciones solo mejoran indirectamente la intensidad del sueño.

En realidad esto son buenas noticias porque te simplifica las cosas. Debido a que tu cuerpo gestiona la calidad de su sueño por sí mismo, solo necesitas centrarte en dos factores: el tiempo (cuando te acuestas) y la duración (cuánto tiempo permaneces en la cama).

Si hacemos otra suposición, entonces podemos simplificar aún más la situación. Esa suposición es esta: te despiertas aproximadamente a la misma hora cada día.

Si te despiertas aproximadamente a la misma hora cada día, entonces la duración de tu sueño es determinada por cuando te vas a la cama. En términos generales, si te acuestas antes, terminarás durmiendo más. Mejora el tiempo y mejorarás la duración también.

Y eso nos lleva a esta práctica conclusión…

Domina tu rutina de desconexión

Si estás centrado en cómo dormir mejor, el tiempo es quizás el más importante de las 3 palancas del sueño. La intensidad de tu sueño se autogestiona automáticamente por tu cuerpo. La duración de tu sueño depende en gran medida de cuándo te acuestas (suponiendo que te despiertas alrededor de la misma hora cada mañana).

Esto significa que acostarte más temprano y convirtiéndolo en un hábito resulta fundamental para mejorar la calidad y la duración de tu sueño.

Para obtener más ideas sobre cómo dormir mejor y optimizar tu rutina antes de acostarte, lee nuestra guía para principiantes.

NOTAS
Inspirado en ideas de Dan Pardi

Deja un comentario