Ayuda a los niños a dormir bien: solucionando problemas del sueño en niños

CONSEJOS Y REMEDIOS PARA UNA VIDA MÁS PLENA

Ayuda a los niños a dormir bien: solucionando problemas del sueño en niños

Si eres el padre o la madre de un niño pequeño y estás cansado de sus problemas para dormirse, es natural que te plantees si los problemas de sueño de tu hijo son normales.

¿Podría tener insomnio? ¿Puede tener trastornos del sueño? Estas preocupaciones son perfectamente legítimas, porque muchos bebés, niños pequeños y preescolares tienen dificultad para caer y permanecer dormidos.

¿Qué es lo “normal” cuando se trata de dormir bien para niños pequeños?

Según el resultado de todas las investigaciones realizadas hasta la fecha, los niños de entre nueve meses y dos años se despiertan dos veces por la noche de media, aunque algunos bebés empiezan a dormir durante las noches – lo que se define como dormir durante una franja de al menos cinco horas – tan pronto como a los dos o tres meses.

Pero hasta un tercio de los niños pequeños y preescolares se despiertan a menudo lo suficiente como para causar preocupación a los padres, hasta nueve veces por noche, según estudios realizados.

Los niños con dificultades para dormir pueden tener un trastorno de Asociación de inicio del sueño. El trastorno de Asociación de inicio del sueño se desarrolla cuando un niño asocia el quedarse dormido con un ambiente o persona específica. Por ejemplo quedarse dormido mientras se está amamantando, o cuando se le abraza o zarandea suavemente, o quedarse dormido en un asiento de coche o en la cama de los padres. Cuando las condiciones o la persona que el niño asocia con el sueño no están presentes, el niño no será capaz de conciliar el sueño, o volver a dormir después de despertarse por la noche.

Los trastornos del inicio del sueño son muy frecuentes en bebés y niños pequeños; los investigadores estiman que hasta la mitad de los lactantes y el 15 – 20 por ciento de los niños pequeños padecen este trastorno.

Padres o cuidadores bien intencionados pueden establecer involuntariamente el escenario para que aparezca este trastorno en niños pequeños. Cuando a los niños no se les permite quedarse dormidos de forma independiente, pueden volverse dependientes de una determinada persona o condición ambiental para dormirse, esperando la señal adecuada.  

Tratamiento de trastornos de la Asociación de inicio del sueño en niños

Los médicos del sueño recomiendan varios enfoques en el tratamiento en niños.

En primer lugar, la extinción, también se conoce como «gritando.» El niño se acuesta despierto y los padres evitan controlar al niño durante la noche. Sin interacción prolongada o calmante de los cuidadores, el niño aprende a asociar su propia cama con quedarse dormido.

Otra técnica consiste en reducir gradualmente las intervenciones parentales durante la noche para apoyar el sueño independiente. La madre o el padre acuestan al niño en su propia cama, y permanecen cerca mientras el niño se duerme durante los primeros días. Gradualmente, reducen la cantidad de tiempo que pasan en el dormitorio a la hora de acostarse, sentándose más lejos de la cama del niño cada noche, hasta que el niño es capaz de conciliar el sueño por sí mismo.

Los expertos en sueño también aconsejan a los padres mantener hábitos de sueño saludables, una buena higiene del sueño, para sus hijos, porque la privación del sueño aumenta la probabilidad de problemas de sueño en los niños.

Higiene del sueño para los niños

Establece una rutina a la hora de ir a la cama para asegurar que el niño sepa que es hora de relajarse y prepararse para dormir. Los expertos recomiendan que la rutina de dormir de un niño debe durar 30 minutos o menos.

Medidas ambientalesMedidas que facilitan al niño irse a la cama
Acuesta al niño a la misma hora los siete días de la semana. El ambiente de la habitación de un niño debe mantenerse fresco (unos 20º), oscuro y silencioso.
Pon el bebé o el niño en la cama en la misma cama todas las noches.
Mantén las siestas diurnas apropiadas para la edad, para que el niño no esté excesivamente cansado o despierto a la hora de acostarse.
Uso de cama confortable No permitas que el niño duerma en la cama contigo (con el papá y la mamá).
Evita darle productos con cafeína, como refrescos, chocolate negro y helado de café. Revisa periódicamente al niño durante la noche según sea necesario, pero no permanezcas en su habitación.
Las comidas copiosas y el ejercicio vigoroso deben evitarse unas horas antes de acostarse. Las actividades que realices para su cuidado hazlas en su dormitorio.
Evita la asociación de la cama con situación de castigo Levanta (despierta) a tu hijo a la misma hora cada mañana.

Cuando se trata de problemas de inicio del sueño en los niños, hay buenas noticias: con las estrategias de sueño apropiadas y la higiene del sueño adecuado, los niños pueden borrar las asociaciones problemáticas del sueño y aprender a dormir más profundamente.

Una buena noticia para los niños pequeños, así como sus padres cansados.

1 comentario en «Ayuda a los niños a dormir bien: solucionando problemas del sueño en niños»

Deja un comentario

Contacto

info@vitalidadplena.com

Conecta

Facebook

Vitalidad Plena